Manifiesto

20 puntos que articulan nuestro manifiesto:

  1. Todas las personas nacemos con la capacidad de amar y ser amados.
  2. La capacidad que tengamos de adaptarnos a la vida nos ayudará a mantenernos a flote en los momentos difíciles.
  3. Los niños tienen una mirada sana sobre la vida que pervive si respetamos su esencia y personalidad.
  4. Los niños necesitan para su desarrollo tener sus necesidades básicas cubiertas, hábitos saludables, afecto y disciplina
  5. Fomentar la autonomía en los niños favorece su resiliencia e inteligencia emocional.
  6. Los hijos no nos pertenecen
  7. No debemos atribuir a los comportamientos maneras de ser. Un niño no es bueno o malo, se comparta bien o mal.
  8. Debemos ser el ejemplo que queremos ver en nuestros hijos.
  9. Los niños exigen que haya coherencia entre lo que se les dice y lo que se hace.
  10. Una educación basada en los valores favorece que los niños puedan ser adultos sanos.
  11. Para realizar cambios reales en la vida, es imprescindible valorar y tener en cuenta lo que hicieron otros antes que nosotros.
  12. Las personas hacemos, en cada momento, lo mejor que sabemos hacer.
  13. El autoconocimiento es la base de la autoestima. Los padres necesitan conocerse a sí mismos para favorecer la confianza y el desarrollo de sus hijos.
  14. No existe el fracaso. Todos tenemos una nueva oportunidad para aprender y hacerlo mejor. 
  15. Una vida más lenta favorece una vida más plena.
  16. Las cosas que son importantes en nuestra vida no son cosas y deben ser atendidas cada día (nosotros mismos, familia, amigos, etc.).
  17. Las personas necesitamos mantener un equilibrio entre el dar y recibir. Ser generosos y saber pedir ayuda puede cambiar nuestra vida.
  18. El ego no nos ayuda a ser más felices ni mejores. Aceptar la realidad tal como es y estar en el aquí y en el ahora sí.
  19. Cualquier cambio que queramos hacer requiere acción y compromiso.
  20. Las decisiones que tomamos hoy configuran nuestro mañana.